722 662 559 | 876 450 098 | Paseo de la Constitución 23, Zaragoza

¿CUANDO ES MEJOR USAR FRÍO O CALOR?

La termoterapia y la crioterapia son técnicas realizadas en fisioterapia desde sus orígenes, usadas en el tratamiento de diferentes patologías con el fin de mejorar o acelerar la recuperación. Se pueden aplicar con diversas herramientas como veremos a continuación.

TERMOTERAPIA (Calor):

El calor, es una energía, que correctamente utilizada produce grandes beneficios para nuestro organismo. Se puede diferencia entre calor superficial (cuando las sensación térmica se mantiene en capas más superficiales como la piel), o el calor profundo (cuando la energía penetra hasta el músculo).

Podemos obtener calor de diversas fuentes:

  • Lámpara de luz infrarroja.
  • Sacos de semillas, que se pueden calentar en el microondas previo uso.
  • Manta eléctrica.
  • Bolsas de agua caliente.
  • Duchas de agua caliente.
  • Bolsas químicas, que producen una reacción exotérmica generando calor.

Sus efectos son:

  • Mejora de la circulación.
  • Mejora de la oxigenación celular y la llegada de nutrientes.
  • Aumenta el drenaje linfático.
  • Relajación muscular.
  • Mejora el metabolismo.

El uso del calor, prevalece en lesiones musculares, sobretodo cuando está cronificadas, contracturas, hipertonía y enfermedades osteomusculares y reumáticas.

Sin embargo también existen casos donde es desaconsejable el uso de calor:

  • Glaucoma.
  • Hemorragia activa.
  • Procesos infecciosos.
  • Alteraciones de la sensibilidad.
  • Inflamación aguda

PARA DOLORES MUSCULARES, COMO CONTRACTURAS O SOBRECARGAS ES BENEFICIOSO APLICAR CALOR Y A POSTERIORI REALIZAR ESTIRAMIENTOS DE LA ZONA DOLORIDA PARA AUMENTAR LA ELASTICIDAD MUSCULAR.

CRIOTERAPIA(Frío):

La aplicación de frío también es muy útil para procesos lesionales de nuestro organismo. Podemos obtener frío de herramientas como:

  • Hielo. (No aplicar directamente sobre la piel, sino con una toalla o paño que lo envuelva)
  • Ice pack. Bolsas de gel que se guardan en el congelador
  • Pomadas de efecto frío

Sus beneficios son:

  • Vasoconstricción de los capilares sanguíneos.
  • Disminuye el metabolismo.
  • Potente antiinflamatorio.
  • Efecto analgésico.
  • Mejora la espasticidad.

Por ello se aconseja usar el frío para lesiones como torceduras( esguinces de tobillo es lo más común), en procesos inflamatorios (como tendinitis), en contusiones (como efecto antiinflamatorio y bajar el edema o roturas de fibras en las primeras 72 horas.

La aplicación del frío debe ser de unos 15 minutos, siempre y cuando la percepción del mismo sea excesiva llegando a ser dolorosa.

CUIDADO CON LAS QUEMADURAS QUE PUEDEN PROPICIAR LA APLICACIÓN DE HIELO O FRÍO DIRECTAMENTE SOBRE LA PIEL.

Espero este artículo les haya podido servir como orientación sobre el uso del calor y del frío. Si tiene alguna cuestión, no dude en contactar con MAGNO Fisioterapia&Salud y le ayudaremos a recuperarse de sus lesiones.

Deja un comentario