722 662 559 | 876 450 098 | Paseo de la Constitución 23, Zaragoza

Esguinces de tobillo

Durante la práctica deportiva, así como en la vida cotidiana se puede sufrir una torcedura, conocida como esguinces de tobillo. Sucede por un mecanismo de sobreestiramiento de la articulación tanto hacia fuera, como hacia dentro, siendo estos últimos los más comunes.

El origen de los esguinces de tobillo puede ser por:

  • Lesiones previas en dicho tobillo.
  • Mala praxis de un deporte.
  • Tropezar o resbalar a bajar un bordillo.
  • Uso de tacones altos.
  • Realizar actividades deportivas sobre terrenos irregulares.

esguinces de tobillo 

Tipos de esguinces de tobillo.

Dependiendo del nivel de elongación o de rotura de las fibras ligamentarias podemos diferenciar entre tres tipos de esguinces:

  • GRADO I: existe una distensión de los ligamentos, pero no suele haber rotura fibrilar. Se ve acompañado de dolor e inflamación leve.
  • GRADO II: en este caso sí que existe rotura ligamentosa parcial, con inflamación moderada e incluso la zona esta amoratada. El paciente percibe ligera inestabilidad articular.
  • GRADO III: hay rotura completa del ligamento lo cual se percibe con inestabilidad articular, con inflamación y hematoma.

Según el tipo de lesión  hay que tomar diferentes medidas, principalmente enfocadas a la disminución del dolor y la inflamación provocados por esguinces de tobillo:

  • Colocar frío sobre el tobillo. CUIDADO! No aplicar el hielo directamente sobre la piel, dado que puede generar quemaduras. Usar icepack o hielo envuelto sobre una toalla o paño durante 10-15 minutos.
  • Vendaje compresivo, sea con vendas colocado por un profesional sanitario o mediante una ortesis compresiva que puede adquirir una farmacia.
  • Elevación de la pierna afectada para favorecer la reabsorción y el retorno circulatorio de los líquidos acumulados en el tobillo.

En el caso de sintomatología severa, es recomendable consultar a un traumatólogo y realizar las pruebas pertinentes (ecografía, resonancia magnética) para, según el alcance de la lesión, llegar incluso a inmovilizar la articulación si fuera preciso.

tratamientos esguinces de tobillo

Prevención de esguinces de tobillo.

Como en otras tantas lesiones es crucial la prevención, por ello recomendamos:

  • Realizar calentamiento y estiramientos previos a una actividad física.
  • Uso de calzado adecuado.
  • Precaución con el terreno sobre el que se va a hacer deporte.

Tratamientos para esguinces.

Y si me he hecho un esguince de tobillo, ¿qué puedo hacer?

Es importante desde un comienzo hacer un correcto diagnóstico de lesión y ponerse en manos de un profesional. Mediante masoterapia (masaje), electroterapia (TENS, ONDAS DE CHOQUE FOCALES, Ultrasonido), crioterapia ( tratamiento con frío) y vendajes funcionales, se acelera la recuperación de la lesión.

En caso de que haber inestabilidad y sensación de vulnerabilidad en la aritculación se pueden usar al principio  ortesis compresivas, pero ¡OJO! no hay que crear una dependencia de dicha a la hora de hacer cualquier actividad. Lo importante es reentrenar la articulación mediantes ejercicios activos de fortalecimiento y propiocepción, para reestablecer la funcionalidad y autonomía del tobillo.

Si tienes alguna cuestión no dudes en contactar con MAGNO Fisioterapia&Salud para recuperarte en caso de esguinces de tobillo.

 

Deja un comentario